Facebook

Recent Blog Entries

View All

De la vigilancia tecnológica a la vigilancia epidemilógica

  • Por estos tiempos de cuarentenas y pandemias los bibliotecarios que trabajan con la vigilancia tecnológica tienen la posibilidad de  enfilar sus baterías a apoyar la vigilancia epidemiológica, un concepto antiguo en las ciencias de la salud pero poco trabajado en el argot de las ciencias de la información, es tan antiguo que en tiempos bíblicos ya se documentaban y se consolidaban escritos sobre las afectaciones de las plagas y las enfermedades sobre la humanidad.

    El apoyo en la documentación de las enfermedades principalmente sobre las que tienen poder epidémico es fundamental, tanto que facilita la erradicación de posibles focos de infección, a su vez, el control de la información generada evita la salida de noticias falsas y contribuye con la agilidad en la transferencia de conocimiento entre los investigadores, su práctica consiste principalmente en analizar, interpretar y diseminar sistemáticamente los datos producidos por laboratorios e investigadores clínicos.  

     

     

    Su práctica facilita identificar nuevos brotes de enfermedades, cambios en el comportamiento de los patógenos, fomenta la toma de decisiones de autoridades sanitarias y permite realizar documentos y guías para afrontar las enfermedades, incrementa el monitoreo y control de las fuentes de información, esto conlleva a tener una sociedad más informada para afrontar los posibles riesgos biológicos y clínicos.

     

    Para afrontar estos nuevos retos se requiere que el profesional en ciencias de la información tenga bagaje en el manejo de datos y software de gestión de información especializada, muy posiblemente para trabajar con herramientas del big data, como Microsoft Azure, Hadoop entre otros sistemas que permiten cruzar grandes volúmenes de información para hallar patrones en bases de datos estructuradas y no estructuradas.