Facebook

Entradas recientes de Blog

  • Diario del fin del mundo es un libro del escritor colombiano Mario Mendoza, lanzado en el año 2018, es una espectacular novela que surge a partir de una investigación que realiza el autor sobre nazis disidentes después de la segunda guerra mundial, donde una estrategia de superv...
  • Plegaria por un Papa envenenado es un libro muy bien logrado por el escritor Bogotano de 61 años, Evelio Rosero, un escrito que se centra en el hecho del nombramiento del sacerdote Albino Luciani como sumo pontífice de la iglesia católica, su pontificado fue escaso, solamente ta...
  • Según la base de datos Trade Map del Centro de Comercio Internacional, Colombia importó $58.892.000 de dólares en libros en la última medición entregada por la DIAN. Su principal socio comercial es España de donde trajo 1.668 toneladas en libros por un valor...
Ver todo

Biblioterapia

  • En la actualidad la biblioterapia ha tenido popularidad en forma de libros de autoayuda y se le ha considerado como un proceso de desarrollo personal y procesos clínicos curativos.

    Caldin define la biblioterapia como la lectura dirigida y discusión en grupo que favorece la interacción entre las personas, llevándolas a expresar sus sentimientos, miedos, angustias y ansiedades. Lo que se pretende es que el hombre intercambie experiencias y valores. Se entiende como una catarsis en el sentido de una liberación o transformación interior suscitada por una experiencia vital profunda.

    Por esta razón, esta semana quiero recomendar el libro Manual de remedios literarios, cómo curarnos con los libros. 

    Para usted lector/a o si no lo es, le recomiendo que intente con esta alternativa. Todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido circunstancias dolorosas y difíciles, unos hemos llorado por que nos han roto el corazón, otros por que perdieron un ser querido y unos más por circunstancias médicas, pero no le parece a usted que leer puede liberar su imaginación y le ayudara a distraerse un poco?

    Este libro es medicina diferente, se puede encontrar el remedio para la pérdida del apetito como la cura para la pérdida de la esperanza. 

    En mi caso personal, aunque soy bibliotecóloga no soy una lectora frecuente, pero los pocos o muchos libros que he leído me han conectado y puedo asegurar que no hay nada mejor que olvidarse del mundo mientras la mente se sumerge en historias que atrapen. 

    Saludos 

    Viviana H. 

     

Comentarios

0 comentarios