Facebook

Entradas recientes de Blog

  • Nuestro gran día había llegado, Tulcán estaba a vuelta de la esquina,  mentira, era más bien a 7 horas. Nuestras ganas de llegar y de cumplir con lo que nos habíamos propuesto, era tan grandes, que madrugamos mucho más y sin dudarlo dos veces, nos alist...
  • El 11 de marzo de 1955 el entonces Presidente de la República de Colombia, el General Gustavo Rojas Pinilla profirió un decreto legislativo que prohibía la circulación de historietas, cuentos infantiles, revistas, libros entre otros que fueran considerados no sanos para e...
  • Para los amantes de los lanzamientos internacionales, recientemente  la escritora Amina Cain lanzó el libro Indelicacy: A novel, una pequeña pero poderosa historia de aspiración y matrimonio que salió mal. Sobre el libro encontramos los siguientes comentarios...
  • 12 de feb.
    Publicado por Sebastian Gomez
    Una foto de ratones peleando en una estación de metro de Londres acaba de ganar un importante premio de fotografía Desafortunadamente, las peleas a puñetazos ocurren de vez en cuando en lugares públicos, y las estaciones de metro no son una excepción. Sin e...
Ver todo

Luna

  • Hoy salí a ver la luna y no estaba.

    La recuerdo: grande, brillante, elegante.

    Nadie sabe, pero todas las noches

    Teníamos una cita.

     

    Es difícil sentirse solo,

    más al verla, todo se iba;

    Pero a veces pienso,

    ¿alguien más mirará la luna?

     

    Lo sé, tú lo hacías,

    Lo hablamos, ¿recuerdas?

    Dos románticos hablando.

     

    En cualquier caso, hipotético

    ¿alguno pensará en usar a la luna como testigo?

     

    Los secretos de la luna:

    Los secretos de cada alma solitaria

    Que espera la noche para llorar sus penas;

    Que espera, recostado, callado a sus lágrimas confidentes,

    Que espera ayuda, y solo la luna estará para ellos.

     

    Pero ¿Hoy por qué no estabas?

    ¿Fueron las nubes celosas de nuestra relación?

    ¿Fueron los demás secretos los que te impidieron llegar?

     

    ¡No! Las nubes no harían eso,

    Lo confieso, también salgo con ellas:

    Salgo cuando están tristes,

    Cuando sus lágrimas limpian el mundo,

    Cuando sus lágrimas se encuentran con las mías.

    ¿Por qué llorarán tan bellos algodones?

     

    Si, lo sé, ella también partió,

    Pero tu no, no lo harás:

    Eres ese resplandor que combate lo oscuro;

    Peleas contra lo negro para aguardar,

    Peleas solo por nosotros

    Y cuando te veo, veo luz, veo esperanza.

Comentarios

0 comentarios