Facebook

La campaña es por un bibliotecólogo que lea

  • La campaña es por un bibliotecólogo que lea

    Como decía un amigo, el colega Héctor Martínez, la campaña es por un bibliotecólogo que lea, frase jocosa, pero que en medio de todo tiene una gran implicación, desde el punto de vista profesional de la bibliotecología, nosotros estamos llamados a ejercer e incentivar el hábito de la lectura, es difícil creer que los bibliotecólogos no lean, pero en algunos casos pasa, y con  más frecuencia de que uno quisiera, sabemos que hay que leer, pero porque no se lee lo adecuado.

     

    Los hábitos de lectura son tan personales que no juzgo a nadie, simplemente me remito a mi caso personal y debo preguntarme el por qué no leo de una mejor manera  o una mayor cantidad de libros, por mi parte podría justificarme y excusarme diciendo que tengo las suficientes ocupaciones diarias y que hay más compromisos que me lo impiden, pero el que quiere puede, dejémonos de habladurías.

     

    Simplemente se que necesito más disciplina, uno de los valores personales más difíciles de cultivar, o encontrar más motivos para disfrutar la lectura, por esta razòn me he dado a la tarea de encontrar el porqué un bibliotecólogo debería leer más, y puede ser el motivar a sus clientes o usuarios  a leer, ya se sabe que la mejor formar de enseñar es el ejemplo, y este ejercicio se trasladara a tener una mayor cantidad de beneficiarios en los sitios de trabajo.

     

    Otra razón puede ser para mejorar conocimientos y alcanzar nuevas competencias profesionales, esto permite al profesional volverse un referente en una gran variedad de saberes y contribuir con mejores argumentos a desarrollar, las tareas diarias de referencia u orientación en las bibliotecas, otro argumento más puede ser el realizar críticas constructivas a los autores y sus creaciones  literarias, esto ayudará a desarrollar nuevos oficios y disciplinas entorno a la lectura, como lo es la escritura, con espacios donde los blogs personales o institucionales muestran las apreciaciones del bibliotecólogo.

     

    Otro fundamento más para leer distinto al aprendizaje, o a pasar el tiempo de una forma amena, es el contribuir al desarrollo de la industria editorial, el leer, o tomar prestado un libro, o comprarlo permite que el mercado se dinamice, se mantenga y evolucione, económicamente esto beneficia a miles de familias que dependen de la gestión de las bibliotecas y del cluster de la industria académica. En pocas palabras el leer genera empleo y rentabiliza el oficio de impresores, encuadernadores, diseñadores, transportadores, expositores, escritores, editores, comercializadores de insumos (tintas, papeles y materias primas de las artes gráficas), librerías, proveedores, bibliotecólogos, personal de seguridad, proveedores de estanterías, mobiliario y seguridad, tecnología y soporte así como publicistas y mercadólogos. 

    Muchas gracias, buenos libros y buena vida.

    Saludos

    Sebastian 

    Licencia de Creative Commons
    Este obra está bajo una licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial 4.0 Internacional.

Comentarios

1 comentario